Filtrar por

FRUTAS DE HUESO

Las frutas con hueso tienen, como su nombre indica, un hueso en su interior. Se cultivan en climas moderados y, por lo general, maduran en verano y en otoño. Son idóneas para consumir crudas y también sirven para la elaboración de compotas, pasteles o dulces. Entre ellas destacan el albaricoque, el melocotón, la ciruela, la nectarina y el paraguayo. Aromáticas y suculentas, con una gran cantidad de agua en su composición, estas frutas pertenecen a la familia de las rosáceas y aportan azúcar, vitaminas A, C y E, fibra y minerales.

FRUTAS DE HUESO

Hay 2 productos.

Mostrando 1-2 de 2 artículo(s)

Filtros activos